¡Oferta! Torre Eiffel Blanco y Negro Ver más grande

Vinilo para Neveras Torre Eiffel Blanco y Negro

Ahora puedes decorar tu frigorífico con el vinilo para neveras Torre Eiffel Blanco y Negro y hacer que luzca como nuevo ocultado los desperfectos.

Gastos de Envío GratisMejor Precio Online GarantizadoMedidas de Producto FijasProducto Fabricado en material tipo Vinilo AdhesivoEntrega de 2 a 4 días laborables

68,25€

-20%

85,31€

IVA Incluido

pago seguro

Información de producto

El vinilo para neveras Torre Eiffel Blanco y Negro ha sido fabricado con la última tecnología en impresión digital con tintas de máxima resistencia a la luz. Una vez impreso le aplicamos una lámina transparente dando el acabado mate o brillo según su elección, lo que le aporta una excelente resistencia al desgaste y ralladura, pudiendo además lavarse cómodamente.

Nombre: Torre Eiffel Blanco y Negro.
Referencia: N046.
Medidas:
- Tamaño S: 65x185 cm.
- Tamaño L: 70x200 cm.
Partes:1 parte.
Calidad: Vinilo impreso Adhesivo laminado.
Opciones: Mate o Brillo.

Los fotomurales para neveras han sido diseñados especialmente para este electrodoméstico. Vienen en una sola pieza para que puedas cortar a medida dependiendo la medida de tu puerta. Ahora, tanto si es nuevo, como si tiene algún arañazo, puedes darle una nota de color a tu cocina.

Instrucciones de colocación

1.- Adecuación Del Soporte.

Para la correcta adhesión del fotomural de vinilo es muy importante que el soporte donde lo queremos adherir esté completamente liso, limpio y sin porosidad.
Para instalar un fotomural de vinilo en la pared el primer paso es pasar la lija para dejar la pared lo más fina posible y posteriormente, esmaltar la pared con esmalte sintético base disolvente tipo titanlux, de esta forma, conseguimos una superficie fuerte y con el poro completamente cerrado.
(Una vez hecho esto dejar secar el esmalte 48 horas antes de su instalación).


2.- Colocación.

Lo primero que debemos hacer es posicionar la pieza de vinilo sobre una mesa o similar con la imagen mirando hacia abajo. Retiramos por completo el papel protector y pulverizamos la parte adhesiva con una mezcla de agua y unas gotas de jabón neutro. (Es importante empapar con abundancia la zona adhesiva para que el fotomural pierda momentáneamente el efecto autoadhesivo). Una vez hecho esto, rociamos con la misma mezcla el soporte donde queremos engancharlo.
Cuando esté todo mojado, colocamos el vinilo y con ayuda de una espátula de plástico retiramos el agua.
A medida que el agua se vaya secando el mural se irá enganchando. En caso de ser un fotomural de vinilo de varias partes, debemos solapar 1 cm en cada junta, ya que este tipo de material cuando pasa un cierto tiempo tiende a tener pequeñas contracciones, de esta forma, aseguramos que no se vea el fondo.

Una vez que las piezas estén bien enchanchadas cortamos el sobrante del vinilo con la ayuda de un cutter o cuchilla.